Cómo crear un child-theme en WordPress

Trabajar con un theme de WordPress supone, en principio, que haremos algún tipo de personalización sobre el mismo. En ocasiones nos harán falta ciertas características que nos exijan añadir algún fragmento de código en el archivo function.php o incluso algunas modificaciones en los estilos CSS.

Esto no genera ningún problema hasta que, llegado el momento, necesitemos hacer una actualización del propio theme. Si actualizamos, sin más, nos llevaremos una desagradable sorpresa: todas esas personalizaciones que hayamos hecho habrán desaparecido.

Para evitar esto, WordPress nos facilita la posibilidad de crear un child theme que no es más que un clon del theme «padre» del que heredan todas las funciones y estilos. Los cambios que hagamos en nuestro tema «hijo» se mantendrán con él incluso cuando actualicemos el padre.

Podemos crear un child theme de varias formas pero en este post vamos a tratar la más sencilla de todas: utilizando un plugin, en concreto vamos a utilizar el plugin Child Theme Configurator

Una vez instalado y activado este plugin se maneja desde el apartado de herramientas:

A partir de ahí, haciendo clic en «Temas hijo» se accede al panel de configuración. Las opciones son muchas, pero por lo general, una vez elegido el tema padre del que queremos crear el child theme y hagamos clic en el botón de analizar.

Hecho esto, nos aparecerán diversas configuraciones por defecto (generalmente válidas) y basta con que hagamos clic en el botón del final «Create New Child Theme» y listo. Ya tenemos nuestro Child Theme listo para trabajar.

Aunque ya tenemos un child theme creado aún debemos activarlo, para ello, debemos ir a Apariencia >> Temas y clicar en el botón activar.

No olvides desactivar y borrar el plugin Child Theme Configurator una vez finalizada la creación de nuestro tema hijo. Como norma general, todo plugin que tengas que usar debe estar desactivado y borrado.

Ir arriba